Buscar
  • martinbettella

La otra cara de la moneda

El cambio tecnológico impulsado por la pandemia y

las oportunidades que trajo para el sector

Las búsquedas online y los tours virtuales en 360 grados se imponen. La tecnología ya modificó la manera en que se compran y ven-den propiedades. Pero los avances siguen y las herramientas se vuelven cada vez más sofisticadas.


El año 2020 estuvo marcado sin dudas por dos aspectos, la pandemia y la cuarentena, que modificaron hábitos de vida y de consumo que serán definitivos y no solo temporales. En ese sentido, la tecnología ocupó un rol central para dinamizar la vida de millones de personas que de un momento a otro se vieron aisladas en sus hogares.

Sobre esta misma línea, el mercado inmobiliario, históricamente presencial, se vio en la dicotomía de surfear la nueva ola tecnológica o quedarse mirando desde la orilla.

Por supuesto, la primera opción es la que fue tomada por todas las empresas que apostaron al cambio de rumbo del real state hacia una dinámica 2.0 donde la experiencia del usuario/cliente es el eje fundamental de todas sus acciones.


La pandemia produjo el deseo en el comprador de movilizarse más por querer vivir mejor,

las personas comenzaron a darle más tiempo y dedicación a sus hogares. Y a la hora de buscar uno, las prioridades y conocimientos cambiaron radicalmente.



En este tiempo se duplicó la cantidad de viviendas que mira un usuario antes de tomar una determinación. Y es algo lógico, hoy la gente tiene más tiempo y mejores propuestas virtuales para conocer una propiedad. En la actualidad, el visitante no sólo puede ver fotos de buena calidad acompañadas de características técnicas y completas descripciones sino que además puede hacer un recorrido 360 grados y sentir que está en esa vivienda sin haber salido de su casa, puede proyectar sus sueños y compartirlos con su familia con total seguridad, antes de tomar una de las decisiones más importantes de su vida.


La primera visita física con el 360°, ya es como si fuese una segunda. Porque en ese recorrido pueden ver en detalle todos los ambientes de una forma más sencilla.


Las redes sociales también han acortado la distancia entre empresa y cliente. El usuario, puede resolver sus dudas y ser asesorado por un profesional de manera personalizada directamente desde su celular, conocer los antecedentes de la marca y evaluar la calidad de su servicio.


El secreto de esta nueva modalidad pasa por aprovechar la tecnología en auxiliar al consumidor no solo en el proceso de búsqueda, sino a través de la compra y/o alquiler de un inmueble. Acompañarlos de esta manera es también una forma de cuidar su salud y la de los propios agentes inmobiliarios.

23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo